DE ENSUEÑO

Vacaciones en el Algarve, banderas azules y planes perfectos para adultos y niños

El Algarve, un destino elegido por adultos y niños. (Foto: Envato)
El Algarve, un destino elegido por adultos y niños. (Foto: Envato)
Bañarse con delfines, disfrutar del surf, dar un paseo en burro… todo ello puede hacerse en este paraíso increíble que cuenta con 91 banderas azules.
El Algarve es, sin duda, uno de los paraísos más bonito que se pueden visitar. Ahora, vuelve a sumar un éxito. La Asociación Bandera Azul de Europa (ABAE) distinguió este año 87 de sus playas y 4 marinas del Algarve con la Bandera Azul. 

El municipio de Albuferia es el que más banderas acumula de todo Portugal, con 26 distinciones, entre ellas la múltiples veces considerada una de las mejores playas del mundo, la kilométrica Playa de Falesia.

Para el presidente de la Región de Turismo del Algarve, João Fernandes, las banderas azules suponen un “reconocimiento público por el trabajo realizado en los 13 condados costeros del Algarve. Se ha realizado un importante esfuerzo e inversión por parte de las distintas entidades públicas y privadas en la mejora de las condiciones de las playas y en la preservación de su calidad, a pesar de todas las dificultades planteadas por la pandemia”, indicó.

João Fernandes también destacó la importancia de este premio en el momento actual de reactivación internacional del turismo, insistiendo en la importancia del producto Sol & Mar para el Algarve, que ha sido elegido recientemente como Mejor Destino de Playa del Mundo en los World Travel Awards, los óscars del turismo mundial.

En el nuevo mapa de las banderas azules de Portugal, Albuferia se ha convertido en líder en el país, con un total de 26 premios que se exhibirán en 25 playas y el puerto deportivo. Siguiendo el ranking algarvío, estaría Vila do Bispo, con 11 playas premiadas; Loulé con diez playas y el puerto deportivo de Vilamoura; Portimão, con seis playas y el puerto deportivo; Lagoa con seis playas; Lagos, con cuatro playas y el puerto deportivo; Aljezur, Faro, Olhão , Tavira y Vila Real de Santo António, cuatro playas cada una; Castro Marim, con tres playas; y Silves, con dos playas.

Sin duda, el Algarve es un paraíso para mayores y también para niños. Por ejemplo, allí se puede nadar con delfines, dar un paseo en burro, buscar y encontrar huellas de dinosauriso, comenzar a introducirse en el mundo del surf...

Con sus más de 200 kilómetros de costa, sus playas para todos los gustos y su increíble naturaleza, los planes en el Algarve aparecen rápido. Pero el sur de Portugal esconde mucho más. De este a oeste, en la costa y en el interior, los planes divertidos para toda la familia están asegurados.

Pese a que, el burro como tal, ha perdido cierto atractivo, en El Algarve saben como sacar partido a este animal en peligro de extinción. Los niños aprenden a cepillar a este curioso animal y prepararlo para el paseo por los senderos del Valle das Amoreiras, un oasis de tranquilidad y riqueza natural lejos de la rutina. El programa se completa con un taller de cerámica, una sencilla actividad que conecta con los valores y las tradiciones que permanecen intactas en el Algarve.

También, los adultos y niños, pueden aprender a hacer surf en una escuela local de la zona. Esta región cuenta con 10 clubes y 31 escuelas de surf donde instructores cualificados imparten clases a pequeños y adultos, de todo tipo de niveles y edades.

La costa noroeste es la más buscada por los amantes del surf gracias al ‘swell’, es decir, el oleaje que se produce desde el interior del mar hacia afuera. Entre otras opciones, las playas de Arrifana, Bordeira, Amado, Cordoama o Castelejo, en la costa oeste, son un buen lugar para empezar a aficionarse a este deporte. La costa sur también cuenta con buenas olas con viento de levante, sobre todo en las islas de Tavira y Faro.

Pero no todo en el Algarve son playas. En la sierra del interior se encuentran también cascadas, como las más emblemáticas de Monchique, una oportunidad única para pasar un día campestre en familia y darse un chapuzón en un espacio de singular belleza. Es una de las visitas obligadas en esta región, sobre todo si viajas con niños.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS