VISIÓN INCREÍBLE

Una cueva del norte, con mucho misterio y que se visita en coche

Se trata de la Cuevona de Cuevas. (Foto: Envato)
Se trata de la Cuevona de Cuevas. (Foto: Envato)
El municipio de Cuevas, además de su impresionante acceso, se encuentra a orillas del río Sella y al pie de la montaña. Esto le convierte en un pueblo con mucho encanto y mucho misterio.
El norte es un destino con muchas sorpresas. Además de la gran belleza y el increíble patrimonio natural , también esconde grandes secretos. Uno de ellos se encuentra en el municipio asturiano de Cuevas, en Ribadesella. 

Se trata de la Cuevona de Cuevas, una espectacular cavidad natural cuya particularidad es la de servir como única vía de comunicación con el exterior de este pequeño pueblo, situado entre el río y la montaña. 

Como si de un túnel se tratara, la carretera se introduce dentro de la montaña, acompañada en su recorrido por un pequeño arroyo, dejando al visitante atónito frente a la espectacularidad de las formaciones que va contemplando.

La cueva cuenta con cerca de 300 metros de recorrido donde los conductores pueden disfrutar de la inmensidad de sus bóvedas. Este paso es el único acceso al pueblo, por lo que es bastante concurrido. A pesar de ello, se encuentra en un perfecto estado.


En su visita se pueden observar increíbles formaciones calcáreas como estalactitas, estalagmitas o coladas, que dada su belleza y singularidad, algunas reciben nombres como La lengua del diablo o Las barbas de Santiago. 

El municipio de Cuevas, aparte de su impresionante acceso, se ubica a orillas del río Sella y al pie de la montaña, convirtiéndolo en un pueblo con mucho encanto. Se caracteriza por albergar un gran número de hórreos y, junto con las cercanas poblaciones de Tresmonte y Xuncu, ofrece numerosos elementos etnográficos y muestras de arquitectura tradicional.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS