SORPRENDENTE

La última moda para viajar en avión desata la locura en las aerolíneas

Viajar en la cabina de un avión, la última locura de las aerolíneas. (Foto: Envato)
Viajar en la cabina de un avión, la última locura de las aerolíneas. (Foto: Envato)
Se ha visto de todo. Desde robots sirviendo el desayuno, hasta dispositivos electrónicos que eliminan el jet lag tras un largo viaje.
La innovación es algo que suele verse muy a menudo en el sector de las aerolíneas. Desde robots sirviendo el desayuno hasta hoteles volantes a bordo de un avión privado, pasando por vuelos turísticos que se dirigen al espacio por un precio razonable o dispositivos capaces de borrar el jet lag cuando se aterriza en el destino... Se ha visto ya de todo. 

La tecnología se ha puesto al servicio de las aerolíneas para lanzar propuestas de lo más rocambolescas. Una de las últimas: viajar en el espacio dedicado a las maletas en la cabina de un avión.

Así, reducen espacio y pueden ir sin problemas los viajeros. O eso es lo que determinan algunas aerolíneas. Por un lado, el viajero de clase turista (porque ahí es donde estarían estos asientos; los de las clases primera y business no lo necesitan) puede estirar las piernas, una de las cosas que más molesta a los pasajeros, según las última encuesta realizada por la empresa de investigación de mercado GFK. Por otro lado, las compañías aéreas diversifican el espacio que hay en los aviones. 

La idea de introducirse en los maleteros la tuvo Toyota Boshoku Corporation, una de las compañías pertenecientes al emporio automovilístico japonés dedicada a desarrollar y fabricar sistemas de interiores completos para coches. Pero ahora se han centrado en los aviones. Aunque la propuesta puede parecer arriesgada, el jurado de los premios Crystal Cabin Awards, que cada año pasan revista a los proyectos más innovadores en cuanto al diseño de aviones que mejore la experiencia de los viajeros, no lo ha visto así. 

La iniciativa tiene nombre. Se conoce como Cloud Capsule, o cápsula en las nubes, ya que ésa es su apariencia. Se trata de cápsulas de 1,90 metros como máximo que permiten a los clientes sentarse, trabajar con su ordenador, ver una película o incluso estirarse para dormir mientras sobrevuelan medio mundo.

Los responsables de Toyota Boshoku Corporation creen que así se puede aprovechar más el espacio de los aviones como ya se hace en hostales y bed & breakfast de Japón sobre todo, donde es común dormir en mini-cápsulas a un precio realmente económico en comparación con cualquier habitación de hotel.

También hay que saber que para poder viajar en este servicio tendrán que pagar un plus ya que no cualquier podrá hacer uso de las cápsulas y que no podrán usarla ni durante el despegue ni durante el aterrizaje por cuestiones de seguridad. 

Quizá la pregunta que se haga todo el mundo es: ¿dónde van a ir las maletas? Debajo de los pasajeros de la cápsula. Asimismo, el objetivo es que el pasajero pague por llevar su equipaje en la cabina. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS