CIUDAD ABIERTA (y II)

Tocar el cielo sobre Berlín, seguir su ruta histórica y saborearla

La Puerta de Brandenburgo, uno de los símbolos más reconocibles de Berlín. (Foto: Turismo de Berlín)
La Puerta de Brandenburgo, uno de los símbolos más reconocibles de Berlín. (Foto: Turismo de Berlín)
Seguir la ruta del Muro de Berlín, pasar bajo la Puerta de Brandenburgo, visitar museos, pero también hacer picnic entre monumentos... Las opciones para disfrutar son todas atractivas.
Las posibilidades de disfrutar Berlín en verano y al aire libre son enormes. Ahí están los puestos de comida callejera en los viejos mercados, los de helados, las terrazas de las cervecerías, los bares de playa, incluso los cines al aire libre... todo está fácil moviéndose en bicicleta o en corto o largos paseos, también en transporte público, que es gratis con la Berlin Welcome Card. Como ya comentamos en el artículo anterior, Berlín se reinventa.

Aunque, lamentablemente, este año se han cancelado sus numerosos eventos al aire libre, como conciertos y coloridos desfiles, aquí indicamos otras muchs cosas que no hay que perderse en la próxima visita a Berlín, sobre todo si se hace en verano.

Un picnic al aire libre, entre monumentos

Gracias a sus numerosas zonas verdes y parques, Berlín también es un lugar perfecto para disfrutar de un picnic relajado. La ciudad ofrece la libertad de elegir entre unas vistas impresionantes, lugares con sombra en medio de la naturaleza y parques animados que presentan otras formas de entretenimiento. Comer al aire libre en verano es muy agradable, pero evidentemente las personas que visitan Berlín también quieren ver algo de la cultura e historia de la ciudad. A fin de cuentas, la capital tiene muchos edificios y monumentos famosos, muchos de los cuales son de visita obligada.

Afortunadamente, hay formas de combinar un picnic en Berlín con visitas turísticas. Hay varias opciones, como el Monbijoupark y el James Simon Park. Estos oasis de paz contiguos a orillas del Spree cuentan con un amplio espacio y vistas a varios monumentos famosos de Berlín, como la impresionante catedral de Berlín con su famosa cúpula, o la Torre de televisión, un símbolo del horizonte de la capital. Incluso un picnic en el Tiergarten es un punto de partida ideal para hacer turismo, ya que en el centro del parque se encuentra el Monumento Nacional de las Guerras de Unificación: la famosa Columna de la Victoria, con su estatua de bronce de la Victoria.



Tocar el cielo sobre Berlín

Y si, como se ha visto, a ras de suelo es una buena forma de disfrutar de Berlín, lo contrario también puede ser estupendo. Cuando la luna y las estrellas brillan en el cielo o el sol se refleja sobre el río Spree, lo mejor es pasar el tiempo en las terrazas de Berlín. Desde la hora del desayuno hasta altas horas de la noche se puede disfrutar de unas horas entretenidas, como por ejemplo en la terraza cultural del Klunkerkranich en Berlín-Neukölln. Se puede echar un vistazo a las obras de construcción del nuevo Palacio Real de Berlín desde el Humboldt Terrassen y disfrutar de las impresionantes vistas junto a la cúpula de cristal del edificio del Reichstag en Dachgartenrestaurant Käfer. No importa si se quiere salir de fiesta o simplemente relajarse, seguro que se encuentra un lugar con vistas prometedoras en alguna de las muchas terrazas de Berlín.

Saborear la cocina berlinesa

Cuando se abre el apetito es tiempo de descubrir la típica cocina berlinesa. Los platos más conocidos de esta cocina son bien contundentes: el Eisbein o codillo de cerdo servido con puré de guisantes; el hígado de ternera preparado de diversas maneras; el Sülze, una gelatina que contiene trozos de carne y verduras acompañada con patatas fritas. También las populares Frikadellen, filetes de carne picada de cerdo o ternera. Todo ello se puede encontrar en acogedores restaurantes rústicos o en vanguardistas restaurantes donde los cocineros reinterpretan los platos regionales.



Los renovados mercados ofrecen comida callejera de todo el mundo así como platos más refinados. Y naturalmente hay que recordar que hay que probar los dos clásicos más famosos de Berlín: la Currywurst y el Döner. Siempre hay nuevas tendencias en la escena de restaurantes de Berlín.

Los productos orgánicos regionales y de temporada se encuentran actualmente en la parte superior del menú. Cada vez más restaurantes se especializan en platos vegetarianos y veganos o evocan sabrosos platos sostenibles. La oferta culinaria es tan original y diversa como la escena cultural y artística. Las mentes gastronómicas más creativas y originales de todas partes del mundo llenan la metrópoli con nuevos sabores y conceptos de restauración innovadores.

En Berlín no hay una semana en la que no se abran nuevos restaurantes o cafeterías que dejen a los visitantes asombrados. Hay que atreverse a entrar a un bar de postres, un restaurante con su propio huerto o a alguno de los muchos restaurantes inusuales de la capital.



Hacer un poco de turismo

Aunque sea verano, es inevitable aprovechar la estancia en Berlín para conocer, o volver a visitar lo mejor de la ciudad. Berlín tiene siglos de historia, pero además es totalmente nueva y diversa. Esta vibrante ciudad alberga de todo: desde edificios históricos hasta memoriales y antiguas fábricas reconvertidas en lo más inesperado. Hay que seguir la ruta del Muro de Berlín, o subir a uno de los puntos de observación de la ciudad y disfrutar de sus vistas panorámicas. O visitar una de las más populares atracciones, desde el Berlín Dungeon al Museo de Madame Tussaud o Legolandia. En el edificio del Reichstag en el distrito gubernamental de Berlín, se puede ver el Parlamento alemán en acción, un recorrido por la impresionante cúpula transparente del Reichstag es obligado.



Quien visite Berlín no puede perderse la Puerta de Brandenburgo, la Torre de la Televisión con sus imponentes vistas o el histórico edificio del Reichstag. Una visita obligada es también el Monumento al Muro de Berlín en la Bernauer Strasse, seguida de unas compras en el bonito bulevar Kurfürstendamm. Otros lugares que no hay que perderse son la East Side Gallery y el Checkpoint Charlie, así como el Zoo de Berlín. Si se es amante de la historia y el arte podrá pasarse días en la impresionante Isla de los Museos, Patrimonio Mundial de la UNESCO.



Conocer la noche berlinesa

No puede irse uno de Berlín sin disfrutar de su vibrante noche. Los clubs de Berlín convierten la noche en día. Se puede ir de fiesta hasta que salga el sol, ¡y hasta que se vuelva a poner! Al contrario que en otras ciudades alemanas, Berlín no tiene hora de cierre. Siempre pasa algo en la capital alemana, a cualquier hora del día cualquier día del año: eventos, entretenimiento, cultura... ¡Berlín nunca duerme!

Elegantes clubs con el mejor tecno, fiestas chill-out, sofisticados bares, clubs con música en directo, la noche berlinesa está lista en todo momento. Se puede arrancar la noche con un musical o algún otro espectáculo en uno de los teatros de Berlín y sumergirse después en la noche berlinesa. En casi cualquier zona de la ciudad hay un animada marcha.

Algunos nombres: Auguststraße & Torstraße, lugar artístico durante el día y de fiesta por la noche; Hackescher Markt & Oranienburger Straße, donde late el corazón de Berlín; Oranienstraße, este barrio es quizás la zona más animada de Berlín. Pequeños restaurantes de cocina internacional, tiendas de diseño, supermercados nocturnos, pubs, bares... todos juntos y uno al lado del otro. Las estrechas aceras están llenas de mesas, sillas, bancos y personas. El barrio alrededor de Oranienstraße en Kreuzberg es legendario. Antiguamente era una de las zonas de fiesta más salvajes de Berlín.

Para muchos, hoy en día, Kreuzberg 36 sigue siendo un nombre familiar, formado por el nombre del barrio Kreuzberg y el código postal antiguo 36 de la zona comprendida entre Kottbusser y Schlesisches Tor.

Cómo ir

El buscador de vuelos y hoteles jetcost.es ha encontrado muchos vuelos directos desde distintas ciudades españolas -Madrid, Barcelona, Málaga, Palma de Mallorca, Valencia, Santander, Fuerteventura, Alicante, Ibiza y Sevilla- a precios muy ventajosos. También más de 750 hoteles de todas las categorías. Además puede consultarse la web de reservas de Visit Berlín, que permite una noche de estancia gratis, contratando dos o tres, además de la Berlin Welcome Card, también gratis.

Más información
https://www.visitberlin.de/es
https://www.germany.travel/es

Comparte esta noticia

COMENTARIOS