Ruta modernista por Zamora para este otoño

No te pierdas en otoño la ruta modernista de Zamora. (Foto: Wikimedia)
No te pierdas en otoño la ruta modernista de Zamora. (Foto: Wikimedia)
En esta temporada de otoño no hay mejor destino que el corazón del modernismo en Castilla y León, la increíble Zamora.
Es un paraje de belleza cultural y arquitectónica que mezcla los colores terrosos con un aire de realeza del siglo XX. Las obras modernistas se pueden encontrar a diestra y siniestra por sus calles, callejones y plazas.

Desde la entrada de Zamora, su centro y espacios abiertos, todo vibra con el elemento modernista y las capas del art nouveau.

El camino de la belleza modernista de Zamora ha recorrido un largo trayecto, bien sea por sus corrientes artísticas y choques culturales. El esplendor de la arquitectura del siglo XIX al XX fue conocido como segunda edad de oro por sus principales protagonistas artísticos.

Rincones modernistas

La creación de la belleza de Zamora se demuestra en sus edificaciones, tales como la casa de Valentín Guerra por la calle Santa Clara, la casa de Gregorio Prada en la calle Quebrantahuesos, o la casa de Mariano López en la calle Balborraz.

Muchas otras localizaciones han sido parte de la belleza que envuelve la ruta modernista de Zamora y se consideran de gran valor histórico, no solo por ser obras de famosos diseñadores como Francisco Ferriol o Miguel Mathet Coloma.

Para los amantes de estas construcciones de la época, pueden ver la decoración animal, el contraste de colores que se mezclan con el sol de otoño, la distribución de espacios y simetría en casa edificación.

Aspectos del modernismo

Admirar las maravillosas calles de Zamora requiere saber los aspectos y variantes dentro del arte modernista de sus calles. Especialmente en otoño cuando los colores resaltan más por el cambio de las hojas y la rutina de la zona.

Lo principal es la ornamentación de las entradas y ventanas en edificaciones altas, como casas o museos. Esto se puede vislumbrar en la casa de Crisanto Aguiar por la Plaza del Mercado. La composición de los espacios exteriores, el juego de los colores y su composición le dan ese toque modernista.

Después están las líneas, péndulos y círculos como figuras predominantes en el estilo modernista de Zamora. Se pueden ver en las zonas altas de casa, y en la Plaza del Mercado. Estas evocan el estilo medieval, pero mezclándose con la cultura catalana.

Protagonistas del modernismo

Algo que debe conocer todo turista por Zamora son los protagonistas o diseñadores que dieron vida a las construcciones que hoy en día son obras de arte.

Entre ellos se pueden mencionar a Francisco Ferriol, Lluís Domènech i Montaner, Segundo Viloria, Gregorio Pérez Arribas, y Miguel Mathet Coloma.

Estas personas fueron los responsables de traer un cambio al estilo zamorano con el corazón modernista creciente, y luego dominante en esos siglos.

Se dio paso a la elegancia burguesa con plazas más amenas, edificios pintorescos y calles de exquisito gusto ecléctico e histórico. No son solo las edificaciones las que absorbieron esa corriente modernista, ya que incluso las entradas y cierres del Jardín de la casa de Miguel Hervella, o la puerta de la Fábrica de Harinas Bobo presentan ese estilo arquitectónico.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS