SUS SECRETOS

Qué ver en el pueblo más frío de España

¿Cuál es el pueblo más frío de España?. (Foto: Envato)
¿Cuál es el pueblo más frío de España?. (Foto: Envato)
En 1952, este pueblo helado alcanzó una temperatura escalofriante de -28,2 ºC, pero en verano, las temperaturas cercanas a los 40 ºC equilibran el termómetro.
¿Cuál es el municipio más gélido de España? La respuesta nos lleva a una revelación sorprendente, ya que no se encuentra en las elevadas cumbres de los Pirineos ni en las nevadas laderas de Sierra Nevada, sino en la tranquila provincia de Guadalajara, en Castilla-La Mancha.

Molina de Aragón, reconocido como el epicentro del Triángulo del Frío junto a Calamocha y Teruel, se ubica a una altitud de 1.060 metros. ¿Qué lo hace merecedor de este título? Las cifras hablan por sí mismas: en enero, el mes más gélido, las temperaturas mínimas promedio alcanzan los -3,5 ºC, con nevadas durante aproximadamente 4 días. ¡Casi el 80% del mes experimenta heladas!, según informa eltiempo.es.

En 1952, este pueblo helado registró una temperatura heladora de -28,2 ºC. No obstante, no te dejes engañar, ya que en verano, las temperaturas cercanas a los 40 ºC equilibran el termómetro. Además de su clima extremo, Molina de Aragón alberga un tesoro monumental.

Dominando el valle desde lo alto de la colina se encuentra el imponente Castillo de Molina de Aragón, el más grande que perdura en Guadalajara. Su muralla exterior rodea el burgo y la fortaleza, testigos de civilizaciones que dejaron su huella desde el siglo XII hasta mediados del siglo XIX.

La alcazaba árabe, conquistada por los cristianos, dio lugar a la Torre de Aragón y al patio de armas, estratégico para las tácticas militares, según detalla la página web del Ayuntamiento de Molina de Aragón.

A lo largo de los siglos, reformas y reconstrucciones han creado una estructura única. Recorriendo el Patio de Armas, podrás distinguir la huella árabe, los arcos medievales y las almenas reconstruidas por los carlistas. Desde las torres, disfrutarás de vistas a las cadenas montañosas y la villa medieval de Molina.

El Prado de los Judíos

Cerca de la muralla, el Prao de los Judíos, un yacimiento arqueológico ocupado desde la época califal hasta el siglo XV, revela historias de antiguos habitantes, como el notario hebreo Samuel.

Caminar por el casco histórico de Molina es sumergirse en la rica historia del Monasterio de San Francisco, el románico de Santa Clara y el renacimiento de San Pedro. El puente viejo atraviesa el río Gallo y fue construido entre los siglos XII y XIII.

Parte de la Ruta del Camino del Cid

Recomendado para los amantes de la naturaleza, el patrimonio, las tradiciones y la auténtica gastronomía, Molina de Aragón es un destino que deja huella. Además, forma parte de la Ruta del Camino del Cid, conectando con otras joyas de la historia española.

Molina de Aragón se encuentra a 35 kilómetros en coche del Parque Natural del Alto Tajo, la red de cañones y hoces continuos más extensa de Castilla–La Mancha.

Según destacan desde Turismo de Castilla-La Mancha, el parque cuenta con cinco espacios singulares: el nacimiento del Río Cuervo, las lagunas de Taravilla y Valtablado, y las salinas de Armallá y Saélices.

Cómo llegar a Molina de Aragón

Desde Guadalajara a Molina de Aragón hay una distancia de 139 kilómetros por carretera, con una duración aproximada del viaje de 1 hora y 25 minutos por la A-2 y la N-211.

Desde Madrid, la distancia hasta Molina de Aragón es de 202 km, con unas dos horas y cuarto en coche, también por la A-2 y la N-211.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS