¿Qué ver en Nápoles si vas por primera vez?

Caótica, bohemia, clásica y urbanita, descubrir Nápoles es sin duda una gran experiencia. (Foto: Pixabay)
Caótica, bohemia, clásica y urbanita, descubrir Nápoles es sin duda una gran experiencia. (Foto: Pixabay)
Nápoles es una de las ciudades favoritas y más controvertidas de Italia.

Su estética evoca una imagen descuidada y de abandono. Sin embargo, seduce año tras año a sus visitantes. Te puedes perder en sus calles mientras descubres sus pintorescos rincones y experimentas probando las mejores pizzas que se puede comer en Italia. 

En este artículo, se hará un repaso de lo que debes ver si vas por primera vez.

Nápoles: introducción a la ciudad

Nápoles es una ciudad caótica y bohemia. El tráfico y el bullicio recuerdan a las ciudades asiáticas. En sus calles hay grandes cantidades de peatones que se mueven con prisa junto con vendedores que contrabandean tabaco y otros productos.

En sus cafés, puedes presenciar escenas que parecen salidas de películas como El Padrino.

Sin embargo, Nápoles es una ciudad segura que puedes recorrer con total tranquilidad siguiendo el sentido común, prestando atención a los horarios y a los barrios más turísticos. En este apartado, quienes la visitan no encuentran diferencias con otras ciudades europeas.

Qué ver en Nápoles si vas por primera vez

Dicen que la mejor forma de conocer esta ciudad es perdiéndose entre sus calles. Sin embargo, todos los viajeros son distintos y algunos prefieren organizar anticipadamente sus recorridos.

Spaccanapoli

Spaccanapoli es una de las tres calles principales del casco antiguo. Sus orígenes se remontan a la Edad Media.

Es una calle recta y estrecha rodeada de edificios en decadencia. Durante un paseo, encontrarás tiendas de productos frescos y tradicionales, restaurantes de comida casera y algunas atracciones como La Catedral, la Basílica de Santa Clara y la Piazza del Gesú entre otros.

Catedral de Nápoles

La catedral es el edificio religioso más visitado en Nápoles. Fue inaugurada en el año 1314 y combina distintos estilos arquitectónicos como el gótico, neogótico y barroco.

En su interior se pueden encontrar obras de arte y más de 50 figuras de plata del patrón de Nápoles, San Gennaro y otros santos.

Plaza del Plebiscito

Esta plaza es una de las más grandes en Italia. Está situada en la Vía Toledo y tiene a sus alrededores edificios como la Basílica de san Francisco de Paula y el Palacio Real de Nápoles.

Su estilo neoclásico atrapa a sus visitantes. Está compuesta por una planta circular decorada y cubierta por una cúpula con treinta y cuatro columnas corintias que se asemejan al Panteón de Roma.

Pompeya

Pompeya es, sin duda, uno de los lugares más reconocidos de Italia y, en concreto, Nápoles. Los restos de esta ciudad nos muestra cómo fue la vida en el antiguo Imperio romano.

Se mantienen en pie las principales estructuras públicas como el capitolio, la basílica, los baños públicos y los teatros. Al ser el sitio arqueológico más visitado del mundo, la UNESCO lo reconoció como Patrimonio de la Humanidad.

Museo Arqueológico

El Museo Arqueológico Nacional se encuentra en un palacio del año 1585. Tiene cuatro plantas para recorrer. Entre estas se pueden encontrar piezas de palacios y edificios de Roma, además de un apartado especial sobre el Antiguo Egipto. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS