RENOVACIÓN Y REAPERTURA

El Museo Naval de Madrid, los tesoros y secretos de la marina española

El museo ha buscado actualizar la institución manteniendo su atractivo y su esencia histórica. (Foto: Museo Naval Madrid)
El museo ha buscado actualizar la institución manteniendo su atractivo y su esencia histórica. (Foto: Museo Naval Madrid)
El Museo Naval se renueva de forma que, respetando las señas de identidad que lo caracterizan, tan apreciadas por los visitantes, se adapta a los nuevos tiempos y las necesidades de los museos del siglo XXI.
El Museo Naval de Madrid (Paseo del Prado, 5) se adapta al siglo XXI y reabre sus puertas al público el próximo 17 de octubre. Atesora muchas de las más brillantes páginas de la historia de España, y algunas de las más decisivas de la historia de la humanidad, escritas sobre las cubiertas de los buques de la Armada.

Tras dos años de cierre, el Museo Naval vuelve a abrir sus puertas al finalizar un proceso de renovación estructural y museográfica integral que ha permitido la adecuación de sus salas de exposición permanente y la creación de un nuevo acceso.

El proceso de adecuación de los espacios se ha completado con una revisión de las colecciones y una actualización del discurso para hacerlo más claro y más equilibrado. Se ha llevado a cabo, además, la renovación de algunos elementos museográficos y de todos los soportes de información que acompañan a las colecciones a lo largo de la exposición.

La nueva exposición permanente mantiene un discurso cronológico que propone un recorrido a través de la historia naval, desde época medieval hasta la actualidad. Este recorrido histórico se completa con una serie de espacios monográficos que amplían algunos apartados concretos dentro de esa evolución histórica.



Como novedad, se han incluido una serie de itinerarios temáticos que articulan el discurso en una serie de hilos conductores que se pueden seguir a lo largo de la visita.

Con una inversión de 1.650.000 euros y una superficie afectada de 1.575 metros cuadrados, el Museo Naval se renueva de forma que, respetando las señas de identidad que lo caracterizan, tan apreciadas por los visitantes, se adapta a los nuevos tiempos y las necesidades de los museos del siglo XXI.

Un nuevo acceso, una reforma estructural de las salas, una renovación de elementos museográficos, una reestructuración de las colecciones y un discurso más didáctico y ordenado son algunas de las novedades que presenta el Museo Naval tras esta última adaptación, que ha buscado actualizar la institución manteniendo su atractivo y su esencia histórica.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS