PINTORESCA UBICACIÓN

El misterio de Vlochós, la antigua ciudad perdida de la Grecia Clásica

Pese a que había pasado desapercibida para los expertos por considerarse un enclave sin importancia, ahora el descubrimiento de nuevos retos llamó la atención de aquellos interesados en el mundo arqueológico.
fjrigjwwe9r1_articulos:cuerpo
No toda la historia está escrita. De eso el ser humano tiene que estar seguro. Ahora, un equipo internacional de investigadores pertenecientes a la Universidad de Gotemburgo (Suecia) descubrió una antigua ciudad perdida perteneciente a la Grecia Clásica.

Se trata de Vlochós, que tiene unos 2.500 años de antigüedad, se sitúa a unos 300 kilómetros al norte de Atenas, en las grandes llanuras de Tesalia. Hasta ahora había pasado desapercibida para los expertos por considerarse un enclave sin importancia. Sin embargo, el descubrimiento de nuevos restos llamó la atención de aquellos interesados en el mundo arqueológico. 

Los restos se encuentran sobre la colina de Strongilovoúni y pueden ser fechados a varios períodos históricos. “Lo que solía ser considerado restos de algún asentamiento irrelevante en una colina puede ahora ser mejorado a los restos de una ciudad de mayor importancia de lo que se pensaba anteriormente”, explicó Robin Rönnlund, perteneciente a la Universidad de Gotemburgo y líder del trabajo de campo.

“Un colega y yo encontramos el sitio en conexión con otro proyecto el año pasado, y nos dimos cuenta del gran potencial de inmediato. El hecho de que nadie haya explorado nunca la colina es un misterio”. aseguró el experto. 

El equipo de expertos del proyecto se encuentra en colaboración con el Instituto Sueco de Atenas y el servicio arqueológico local de Karditsa. Este último completó la primera parte de trabajos de campo durante dos semanas a lo largo de septiembre de este año. 

En la larga investigación, los expertos pudieron encontrar algunos restos de torres, paredes y puertas, pero la mayoría de ellos se encuentran ocultos bajo tierra.

El objetivo de la investigación es evitar que las excavaciones puedan dañar los restos por lo que emplearán otros métodos menos invasivos. Algunos de ellos son el el radar de penetración de suelo, lo que permitirá al equipo ver los hallazgos de la misma forma en que se encontraba cuando llegaron.

“Encontramos una plaza de la ciudad y una cuadrícula de la calle que indican que estamos tratando con una gran ciudad. El área dentro de la muralla de la ciudad mide más de 40 hectáreas”, explica Rönnlund.

Asimismo, durante el estudio del terreno también fueron capaces de hallar monedas y pequeños trozos de  cerámica que podrían ayudar a fechar con más exactitud la ciudad. Los más antiguos datan alrededor de 500 años antes de Cristo, aunque según los investigadores "el auge de la ciudad parece estar entre el cuarto y tercer siglo antes de nuestra era".

Rönnlund se mostró convencido de que  el proyecto puede dar pistar importante sobre lo que sucedió en Grecia a lo largo de su historia. “Nuestro proyecto, por lo tanto, llena una brecha importante en el conocimiento sobre el área y muestra que aún queda mucho por descubrir en el suelo griego”, concluyó. 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS