Los puertos marineros más bonitos de Asturias

Cudillero uno de los pueblos marineros más bonitos de Asturias. (Foto: Wikimedia)
Cudillero uno de los pueblos marineros más bonitos de Asturias. (Foto: Wikimedia)
Los puertos tienen un encanto especial. A veces es el olor, el ambiente, y otras, simplemente las vistas.
Asturias es de esos paisajes naturales que entran por los ojos y donde siempre deseas volver. Para este artículo hemos preparado una “ruta” muy especial, vamos a conocer los puertos marineros más bonitos de Asturias.

Ribadesella

Ribadesella fue uno de los puntos principales y más importantes de Asturias en el siglo XIX. El nombre viene porque es la desembocadura del río Sella donde está situada la localidad y su puerto.

Esta localidad es famosa por sus salmones y por el descenso del río Sella, que es un evento internacional que se celebra cada año.

Además de pasear por el bonito puerto, puedes hacer más cosas cerca como visitar la prehistórica cueva del tito Bustillo o el Centro de Arte Rupestre.

Por supuesto, las playas de Santa Marina y La Atalaya es algo que no puedes decir que no a una pequeña visita.

Lastres

Lastres pertenece al concejo de Colunga y aquí vas a poder disfrutar de muchas cosas. Por ejemplo, el faro de luces, el mirador de San Roque y el museo del Jurásico además del puerto, por supuesto.

Hablamos de un pueblo muy interesante, ya que fue un pueblo fortín, que evitaba posibles invasiones por la costa y fue distinguido como Pueblo Ejemplar de Asturias. Es un “must” como dicen los modernos de los viajes.

Cudillero

Cudillero es un punto diferente, pero te va a enamorar igual. Incluso tiene un idioma propio, como es el pixueto. Cudillero se esconde entre el mar y la tierra, con casas de múltiples colores que forman una vista inconfundible y donde no desearás irte.

Puedes ir al faro o a la atalaya para tener vistas increíbles, pero tampoco debes perderte la playa del Silencio, la Concha de Artedo o el Cabo Vidio.

Luarca

Luarca está ligado al color blanco, por eso se la conoce como la villa blanca en la costa verde asturiana. Esto es así porque la mayor parte de sus construcciones están en este color, lo que contrasta mucho con la naturaleza adyacente.

Aquí te recomendamos la Playa del Barayo o la Playa de Cueva, donde vas a encontrar paisajes de esos de los que no se olvidan. El rincón que no debes perderte por nada es la Atalaya, desde donde tendrás las mejores vistas de la localidad.

Llanes

Cerca de los Picos de Europa se encuentra nuestra última recomendación (aunque podríamos seguir eternamente). Llanes tiene numerosas playas y una estupenda conservación de monumentos y edificios. Esto hace que sea un lugar bastante turístico.

En su puerto verás actividad pesquera y por supuesto, no debes dejar de visitar acantilados como Bufones de Pría, Bufones de Arenillas y playas como Guadamía, Cuevas del Mar, Barro o El Sablón entre otras.

El puerto es un magnífico lugar para pasear y relajarse, además, vas a encontrar muchos bares y restaurantes, por lo que la opción de pasar un día es bastante recomendable.
 

Comparte esta noticia

COMENTARIOS