La increíble ruta del Camino de Hierro de Salamanca

El Camino de Hierro en Salamanca una ruta de senderismo inolvidable para disfrutar en otoño. (Foto: Wikimedia)
El Camino de Hierro en Salamanca una ruta de senderismo inolvidable para disfrutar en otoño. (Foto: Wikimedia)
Si te gusta el senderismo, vivir emociones, sentir vértigo y claustrofobia tenemos un lugar ideal para eso, el Camino de Hierro en Salamanca.

Se trata de una espectacular ruta que atraviesa 20 túneles y 10 puentes de una línea de tren antigua que merece mucho la pena. Es una ruta única en el mundo que solo pueden hacer unas 300 personas al día. Con antecedentes como estos, es buena idea hablar sobre ella.

El Camino de Hierro

Esta ruta son 17 kilómetros que pasan por túneles sin iluminación y puentes de una línea de tren antigua que une la estación de La Fregeneda, en la localidad de La Fuente de San Esteban con el pueblo portugués de Barca D’Alva.

Esta línea se conocía como la ruta de la frontera, ya que atravesaba la única salida de Portugal con el resto de Europa durante la época del siglo XIX.

La ruta va por uno de los lados del río Águeda, por el Parque Natural de Arribes del Duero, lo que hace que la ruta no solo tenga paisajes ferroviarios sino naturales.

De hecho, los puentes metálicos que se instalaron por el camino (y por dónde deberás pasar) es una de las obras más titánicas del siglo XIX debido a las dificultades del terreno.

Dificultad de la ruta

Podemos catalogar la dificultad de la ruta como media. El tiempo de duración de la misma está entre 6 y 7 horas con un desnivel de 330 metros.

Ten en cuenta que no es un camino que puedas hacer con mascotas o con personas con movilidad reducida. Hay un primer tramo de 8 kilómetros algo más sencillo, pero tampoco es de dificultad baja.

Algunos de los túneles son bastante largos, por ejemplo, el primero de los que te encuentras, a 500 metros de la salida, tiene 1,5 kilómetros de longitud. Esto hace que para las personas que sufran claustrofobia tampoco sea una ruta recomendable.

Quitamiedos y vallas de seguridad son elementos constantes en todo el camino por seguridad. Además, en todo el camino existe señal de teléfono por si se requiere algún tipo de ayuda para cualquier senderista.

También por motivos de seguridad se fija el máximo de 300 personas por día, aunque la demanda de personas es mucho mayor. Para hacerlo se requiere el pago de una entrada de 5 € aunque hay diversos descuentos sobre diferentes cosas. Lo recomendable es hacer la reserva con tiempo debido a la afluencia, sobre todo en determinadas épocas.

Cómo llegar

Podemos llegar en coche desde Salamanca o llegando desde Portugal a través de carreteras directas. Pero también puedes hacerlo en autobús hasta la localidad más cercana, La Fregeneda. Esto está a unos 110 kilómetros de Salamanca y a unos 10 de la frontera con Portugal.

Esta ruta es un tesoro, tanto desde el punto de vista paisajístico como histórico además de algo único que merece mucho la pena una visita, especialmente si eres de los que gustan de las rutas de senderismo.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS