El eterno verano de la Isla de sal en Cabo Verde

Piscina del hotel en Santa María, isla de Sal, Cabo Verde. (Foto: Wikimedia)
Piscina del hotel en Santa María, isla de Sal, Cabo Verde. (Foto: Wikimedia)
Situada al sur de las islas Canarias se encuentra un paraíso mejor conocido como Isla de Sal en Cabo Verde.

Esta pequeña isla tiene mucho que ofrecer a los visitantes que busquen adentrarse en las costas africanas e introducirse en su cultura y naturaleza, además de disfrutar de los deportes acuáticos que abundan en este maravilloso destino.

Qué ver en la Isla de sal H2

Espargos, la ciudad H3

Espargos es la capital, sin embargo, se parece más a un pueblo de casas bajas que a una ciudad en sí. Tiene una vida callejera animada y mercados variados para recorrer donde se pueden encontrar comidas locales y bebidas.

Palmeira

Palmeira es un poblado de pescadores pequeño donde se encuentra el único puerto de la Isla de Sal. Sus casas coloridas y calles empedradas le dan un carácter encantador.

Pedra de Lume

Pedra de Lume es una aldea que se encuentra en la periferia de un volcán extinto. En este punto se asentó la primera colonia en la isla en el siglo XIX.

Se puede encontrar el cráter de Pedra de Lume, responsable del nombre por el que se conoce a la isla en la actualidad: es una fuente de sal excepcional. La actividad más elegida por los visitantes es sumergirse y bañarse en las aguas saladas.

Camino del Norte

El Camino del Norte está compuesto por una especie de desierto donde las temperaturas son tan altas que producen espejismos. Los nativos conocen al lugar como Terra Bona por las ilusiones de lagunas que genera.

Las playas: Shark Bay, Baia da Parda, Santa María

Las distancias entre las playas son cortas y si se cuenta con un vehículo propio se pueden recorrer todas en una tarde. Shark Bay presenta un arrecife de origen volcánico con aguas someras ideales para sumergirse y bucear. Se pueden encontrar tiburones limón inofensivos que se acercan a las costas.

Baia da Parda tiene hermosas playas, aunque es un lugar conocido por sus molestos vientos.

Santa María se ubica en el sur de la isla y es donde se puede encontrar la principal oferta para turistas. Es parte de una urbanización dedicada exclusivamente a la industria y es de los pocos puntos de la isla que pueden considerarse urbanizados.

Las experiencias en la isla

La isla ofrece a los turistas un abanico de experiencias completamente distintas. Se puede encontrar una gran comunidad en el área de deportes acuáticos como el surf o el windsurf en el que la Isla de sal es un punto de un circuito internacional. Sin embargo, quienes prefieran relajarse pueden navegar en velero.

Por otro lado, también se puede bucear con recorridos aptos para principiantes y avanzados. Además, en las islas existen zonas habilitadas para la pesca donde, en el periodo comprendido entre julio y octubre, se podrá realizar esta actividad sin problemas.

Por último, si desean alejarse de las aguas pueden practicar ciclismo, montar a caballo y realizar excursiones en cuatriciclo, por lo que la Isla de Sal ofrece experiencias que se adaptan a todos los gustos.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS