https://backoffice.informarse.es/login

Descubre Moldavia: Un tesoro escondido de Europa

Compartir en:
¿Has soñado alguna vez con explorar un lugar repleto de historia y cultura, pero aun sin las multitudes de los destinos turísticos más comunes?

Moldavia te ofrece justamente eso: un país con paisajes naturales impresionantes, una rica tradición vinícola y una historia que se extiende desde antiguos monasterios hasta la era soviética. Es el lugar ideal para aquellos que desean disfrutar de una experiencia única y genuina en Europa.

Viajar a Moldavia: Primeros pasos

Para iniciar tu aventura en Moldavia, primero revisa los requisitos de entrada. La mayoría de los turistas procedentes de la Unión Europea y otros países pueden entrar sin visado por estancias de hasta 90 días.

Moldavia está bien conectada por aire, con vuelos directos desde muchas ciudades europeas, o puedes optar por un pintoresco viaje por carretera desde países vecinos como Ucrania y Rumanía.

Una vez que hayas fijado la fecha de tu viaje, recuerda que la primavera y el otoño son los momentos más idóneos para hacer una visita.

Estas estaciones ofrecen un clima agradable y la oportunidad de ver Moldavia en su máximo esplendor, con campos verdes y viñedos en plena cosecha. Además, la menor cantidad de turistas durante estos meses te permitirá explorar más tranquilamente.

Atracciones imprescindibles en Moldavia

Chisinau, la capital de Moldavia, es un excelente punto de partida para cualquier visitante. Aquí encontrarás una mezcla fascinante de historia y modernidad, destacada por lugares como el Arco de Triunfo y el vibrante Parque de la Catedral. Además, sus cafés y mercados locales te ofrecerán un sabor auténtico de la vida moldava.

No te pierdas la oportunidad de visitar Orheiul Vechi, un sitio arqueológico y monástico espectacular que data de miles de años. Ubicado en un impresionante acantilado sobre el río Răut, este lugar no solo es un deleite visual, sino también un testimonio de la historia religiosa y cultural de Moldavia.

Otra parada obligatoria es Transnistria, una región que parece una cápsula del tiempo soviético. Pasear por sus calles es como retroceder a la era de la Unión Soviética, con monumentos y edificaciones que han permanecido casi intactos desde entonces. Es una experiencia surrealista que no encontrarás en muchos lugares del mundo.

Por último, no olvides incluir en tu itinerario una visita a la fortaleza de Soroca, emplazada junto al río Dniéster. Esta fortaleza del siglo XV ofrece unas vistas impresionantes y es un símbolo de la resistencia y el orgullo moldavo a lo largo de los siglos. Su arquitectura bien conservada y la rica historia que alberga son un testimonio fascinante del pasado medieval de Moldavia.

Experiencias únicas en el país del vino

Moldavia es famosa por sus vinos y no hay mejor forma de entender su cultura que visitando sus bodegas. Las bodegas de Mileștii Mici, que albergan la mayor colección de vinos del mundo, son una parada obligatoria. También, prueba platos típicos como el mamaliga y el placinte en un ambiente rústico para una experiencia auténtica.

Disfruta de la hospitalidad moldava en zonas rurales, donde podrás conocer de cerca las tradiciones locales y la vida cotidiana.

Con estos datos y recomendaciones, estás más que listo para descubrir por ti mismo por qué Moldavia es considerada un tesoro escondido en Europa. Prepárate para vivir una experiencia que mezcla belleza natural, una historia profunda y una acogida cordial.

Compartir en: