Descubre Katmand el corazn de Nepal

La plaza Durbar frente al antiguo palacio real de Katmand en Nepal. (Foto: Pixabay)
La plaza Durbar frente al antiguo palacio real de Katmand en Nepal. (Foto: Pixabay)
Si viajas a Nepal, no puedes dejar de visitar Katmand; el destino perfecto para los amantes de la cultura asitica.
Disfrutarás de la dinámica cotidiana del lugar y la calidez en el trato de sus habitantes en cada calle. Pese al lamentable terremoto ocurrido en 2015, Katmandú se sobrepone y se alza. En la actualidad se puede seguir disfrutando de sitios hermosos y otras edificaciones que cautivan a cualquier turista que lo visite.

¿Dónde puedo quedarme?

Si quieres disfrutar de un agradable viaje por Katmandú, lo mejor es quedarse en un hotel. 

Encontrarás varias opciones para hospedarte, lo cual abarca varios precios y servicios, ya que hay disponibles hoteles con módicos precios en caso, de que tu presupuesto esté algo ajustado; pero si dispones de uno mayor, un hotel de lujo puede ser ideal.

Ahora, ¿dónde se pueden encontrar un buen hotel?

Normalmente, al dirigirte a Thamel tendrás una serie de opciones; esto se debe a que se trata del barrio turístico. Sin embargo, si buscas algo más barato, en Bouddha también hay otras alternativas.

Pero, hay que tener en cuenta que, por ser barato, la calidad no es menor; suelen incluir el desayuno y algunos disponen de ducha con agua caliente. 

Comer en Katmandú

En Katmandú puedes encontrar varios sitios donde probar su gastronomía, la cual se puede conseguir a muy buen precio para conocer su comida local. Sin embargo, ¿qué es recomendable comer en esta zona? Hay algunas cosas que no pueden faltar como los dumplings y los momos.

Aunque, si hay algo distintivo es el Dal Bhat, se trata de un arroz cocido con lentejas, se compone de estos alimentos y se complementa con algunas verduras. 

Lugares para explorar

La exploración por Katmandú invita a recorrer el valle, donde hay interesantes sitios por conocer. Uno de los más destacados es el monasterio tibetano de Kopan. Aquí los viajeros son bien recibidos y se les anima a compartir las creencias religiosas de ellos.

Un ambiente lleno de paz y relajación, al estar en pleno silencio; siendo solo interrumpido por el “gong”. El incienso le da un toque místico a este sitio con su atractiva apariencia. Luego, está Nagarkot que se encuentra a tan solo 30 km de la zona anterior; un desplazamiento lento y encantador con una bella vista al Himalaya.  

Si se quiere conocer una gran Stupa, la de Boudhanath es de las más grandes a nivel mundial. Para llegar a ella, tan solo hay que tomar un autobús en la ciudad y se podrá contemplar su majestuosidad, además de algunos templos y comercios locales. 

Ahora, puedes incluso entra en la Stupa, allí en sus pisos superiores se puede disfrutar de una gran vista. También, es buena idea planificar la visita a determinadas horas para presenciar las ceremonias religiosas.

¿Te gustan los monos? Entonces no puedes dejar de visitar el “templo de los monos”. Se trata de esta edificación de estilo budista que requiere de cierto esfuerzo para llegar, ya que se encuentra en la cima de una colina y está rodeada de diversos simbolismos de la creencia budista.

Por supuesto, al llegar a este templo se observarán muchos monos a su alrededor; este sitio tiene influencias religiosas que combinan las religiones de Tíbet y la India.

Comparte esta noticia

COMENTARIOS