TURISMO DE PESCA

Trucha marmorata, tímalo y hucho, peces europeos que hacen la delicia de todo pescador

Luis Naharro 20 marzo 2015
Un excelente ejemplar de salmón del Danubio. (Foto: L. N.)
Los ríos del centro de Europa, como el Danubio, a muy pocas horas de vuelo desde España, ofrecen al pescador posibilidades de pesca distintas y de especies muy bellas.
El turismo cinegético, de caza y pesca mueve todos los años a miles de viajeros a lo largo del mundo. Mientras que España es un país que acoge a muchos cazadores que buscan los cotos de caza mayor y caza menor, no sucede lo mismo con la pesca.

Con algunas excepciones, son más los pescadores que buscan algún destino fuera de nuestras fronteras para disfrutar de inolvidables jornadas de pesca: grandes reos en Irlanda, salmones en Escocia, Islandia o la gran variedad que se pueden pescar en Alaska y por supuesto las grandes posibilidades que ofrece Argentina. Pero también, el centro de Europa, a muy pocas horas de vuelo, nos ofrece posibilidades de pesca distintas de especies tan bellas como la trucha marmorata, el tímalo o el salmón del Danubio.

La trucha marmorata con su preciosa librea, buen tamaño y gran atractivo turístico se ha convertido en una de las especies más valoradas para la pesca en los ríos de la cuenca del Adriático. Ahora se protegen las especies puras y se evitan las hibridaciones con trucha común que abundan en muchos tramos de ríos eslovenos. Precisamente es en este país centroeuropeo donde encontramos más posibilidades (también Italia o Montenegro nos ofrece buenas zonas de pesca).


Trucha marmorata. (Foto: L. Naharro)

El río más emblemático es el Soča, donde se puede encontrar un buen número de ejemplares que superan los 35 centímetros en el curso alto y de 40 centimetros en el curso medio. Es más, cada año los pescadores pescan algunas de las también denominadas truchas del Soča que superan los cinco kilogramos. Además de este río también se puede encontrar en otros cauces de la cuenca del Adriático, como son los ríos Idrijca, Bača, Vipava, Reka y Rižana, donde la población es esencialmente más pequeña.

Pariente de la trucha, aunque de apariencia muy distinta. El tímalo como todos los salmónidos vive en aguas limpias y muy oxigenadas. Se distingue además de su color por su gran aleta dorsal, similar a una vela, que tiene 17-24 rayos. Lo que si tiene, al igual que otros salmónidos, es una aleta adiposa. La boca es bastante pequeña y le lleva a que su alimento esencial sean los invertebrados. Por ello se ha convertido en una especie muy valorada por los pescadores a mosca. El color del tímalo varía según las aguas donde habite. En aguas más transparentes, tiene color más claro con flancos de color gris plateado, mientras que ene aguas mas turbias suele tener colores más verdoso, marrón e incluso con matices violetas.


Un buen ejemplar de tímalo. (Foto: L. Naharro)

El norte y el centro de Europa son los distintos principales de pesca de tímalos. En Finlandia se puede pescar en la cuenca del río río Vuoksi, al sureste de Finlandia y en el extremo norte del Golfo de Botnia. Prefiere el agua fluida, que corre rápidamente y aunque lo encontremos en lagos buscara aquellas zonas donde hay agua en movimiento. Se ha extendido mucho pesca incluso al sur de Finlandia pero es el norte donde hay mejores opciones y tamaños extraordinarios para este pequeño salmónido. En lugares del noroeste de Laponia, una zona conocida como el “brazo de Finlandia”, el tímalo puede alcanzar pesos de más de dos kilos.

Más cerca Eslovenia vuelve a ser un país estrella y los conocidos ríos Voča, Idrijca y Vipava así como otros afluentes del Danubio. En los primeros, hay muy buenas poblaciones de entre los 30 y los 45 centímetros, y en raras ocasiones de más de medio metro. En los afluentes del Danubio, el tamaño es superior, de más de 40 centímetros y más bravío. Pero en todos los casos, todo un placer para pescar a mosca.

El hucho hucho del Danubio


El salmón del Danubio o hucho hucho es un conocido de los ríos españoles ya que desde hace unas décadas se puede pescar en el Tormes, por debajo del Embalse de Santa Teresa. Sin las restricciones que ofrece esta pequeña zona de pesca (amenazada también por una normativa poco clara) se puede optar por su pesca en su cuenca original del Danubio. En los pocos ríos de Baviera es complicado encontrarlo aunque en Austria se está realizando un esfuerzo importante para eliminar obstáculos (fundamentalmente presas y minicentrales hidroeléctricas) que unan poblaciones aisladas en ríos como el Pielach-Melk, el Mur o Lafniz.

Eslovenia vuelve a ser un lugar privilegiado, con un record de 27 kilos pescado en 2005. La población de salmón del Danubio en las aguas eslovenas se encuentra en buen estado. En muchas partes, como en los ríos Sava Bohinjka, en los alrededores de Liubliana y el Krka, se puede disfrutar de grandes jornadas de pesca, combinadas con otras especies. Eslovaquia es otro país muy atractivo con ríos como el el Vah, el más largo del país, el Bella, Poprad Hron, Hornad, Turiec, Orava o el Dunajec que también combinan trucha y tímalo. Montenegro está fomentando el turismo de pesca combinando los ríos que desembocan en el Adriático con la trucha marmorata como los que son de la cuenca del Danubio, con la pesca del salmón del Danubio.

Si eres pescador y estás planificando tus vacaciones, Europa continental ofrece enormes posibilidades para disfrutar de este bello deporte.
Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando o pulsa aceptar, consideramos que acepta su uso. Política de cookies